Rubí Anabella Ayón Sicaeros

Mi experiencia al realizar un Verano Científico fue muy buena, es una oportunidad para el desarrollo personal, académico y profesional, ya que sales de tu área de confort y pones a prueba tus conocimientos y habilidades, así como conocer cuáles son los temas de investigación que se están desarrollando en otras partes, las tecnologías que se implementan y ver si la parte de la investigación es lo tuyo.
Además, conoces nuevos lugares y personas que al igual que tu buscan un crecimiento tanto profesional como personal.